Beneficios de la interfaz de datos en las empresas

Hoy en día cualquier organización debe llevar un control riguroso de los datos que produce para que su negocio sea viable. Un gran número de empresas están inmersas en el mundo de la analítica, del business intelligence y del big data por las ventajas que estos modelos ofrecen. Cuanto más sencilla sea la interfaz de datos en la empresa, más fácil será controlarlos. Esto ayudará a optimizar la visualización de los datos.

Ser capaces de llevar una visualización de datos efectiva es esencial porque facilita su comprensión. Los datos que genera una organización son una parte importante de la toma de decisiones así que una buena interfaz será una ayuda fundamental. Facturación, porcentaje de ingresos o pérdidas, margen de beneficio, aumento o disminución de inversión… Tener en cuenta estos datos en todo momento y tener facilidad de acceso a los mismos es esencial antes de ejecutar acciones concretas.

Aunque se tenga presente su valor, acumular datos sin una lógica no va a proporcionarnos la información práctica que necesitamos. Para poder llevar un control exhaustivo de los datos, necesitamos entenderlos. La interfaz de datos permite comprender los números que los forman, dándoles la forma de gráficos, estadísticas o cuadros de mando. De este modo, obtenemos información muy visual fácilmente comprensible. Cuanto más fácil pongamos las cosas, mejor podremos trabajar. Mediante la óptima visualización de datos se ahorra tiempo y recursos, además de que los profesionales agradecerán una navegación cómoda para llevar a cabo sus análisis.

Beneficios de la interfaz de datos

  1. Establecer objetivos concretos. Algunas empresas basan sus modelos de negocio en conjeturas puesto que no tienen herramientas para interpretar la coyuntura de su organización. La interfaz de datos puede resolver esta problemática. Tras un visionado cómodo e inteligible de los datos que desprende la empresa se podrán tomar medidas lógicas. Además, se podrán proponer objetivos concretos.
  2. Acceso fácil e inmediato. La interfaz de datos óptima permite acceder a las cifras de la empresa fácil y rápidamente.
  3. Acceso abierto. Cualquier miembro de la organización podrá ingresar en la interfaz de datos que hayas preparado. Se pueden dar permisos especiales a los usuarios que necesiten acceder a la interfaz. De este modo se evita requerir perfiles técnicos para todo tipo de interpretaciones.
  4. Optimización de la divulgación de información. Si los miembros de una organización tienen acceso a la interfaz de datos, la transparencia de la empresa se incrementa.
  5. Comprender la coyuntura de la organización. La visualización de datos permite comprender el presente de tu empresa mediante un prospecto de pasado para prever el futuro. Esto permitirá tomar decisiones con fundamento, basadas en cómo ha evolucionado la organización y teniendo en cuenta sus objetivos.
  6. Disminución de errores. Si no se emplean interfaces óptimas para visualizar los datos será mucho más probable que cometamos algún error. La sencillez y la claridad ayudan en gran medida a evitar errores de tipografía, por ejemplo.

Aquí tenéis un ejemplo sencillo de lo que supone contar con una interfaz de datos simple y funcional:

Interfaz de datos
Es muy visual y se entiende fácilmente. En este caso los datos son aleatorios y se ha querido dar un valor mínimo a “dificultad de aplicación”. Normalmente, la interfaz de datos será más compleja, pero será mucho más cómodo trabajar con gráficos como el del ejemplo o en cuadros de mando.

Si quieres comprobar cómo el control de datos ayuda a tu empresa, Skin DXP es la interfaz de datos que estás buscando, con una gran mejora en la UX.

Leave a comment