UCD y UX, diferencias y claves para un diseño web de éxito

UCD y UX

 

El diseño es un elemento indispensable para asegurar que los usuarios puedan acceder fácilmente a las herramientas que desarrollamos. En este sentido, los conceptos de User Centered Design y User Experience están estrechamente relacionados con el diseño de todo tipo de software. UCD y UX, por sus siglas, deben explorarse de forma diferenciada, puesto que suelen confundirse.

En Skin DXP somos especialistas en diseño de interfaces para la gestión de los datos y aseguramos la transformación hacia un modelo smart

Si bien es posible trabajar con ambas metodologías de forma simultánea, no es estrictamente necesario. Es posible implementar una buena Experiencia de Usuario sin necesidad de trabajar en un entorno centrado en el mismo, por ejemplo. Como decimos, UCD y UX tienen funciones distintas, por lo que las describimos a lo largo del artículo.

La Experiencia de Usuario como garantía de éxito

La Experiencia de Usuario, también conocida como UX, nació para adaptar las interfaces a los usuarios. El objetivo de las técnicas que la forman es el de facilitar el uso de las herramientas por parte de los usuarios. Cabe destacar que el término hace referencia a cómo el usuario interactúa con el producto o servicio. Tiene en cuenta, además, las percepciones y las respuestas que un usuario tiene ante el uso de cualquier desarrollo.

Para asegurar una buena Experiencia de Usuario debemos tener en cuenta algunos elementos específicos:

  • Estrategia. Este elemento es el propio sentido del producto, la razón por la que lo creamos. Hay que tener en cuenta al usuario final y las razones por las que utilizaría nuestro servicio.
  • Alcance. Define las características del producto, cómo se relacionan entre si y cómo ayudan al usuario. Además, es en este punto cuando debemos definir su contenido.
  • Estructura. En este nivel definimos cómo el usuario interactúa con el producto y cómo actúa el sistema. Contempla la organización de los elementos del servicio para facilitar la usabilidad.
  • Esqueleto. Es la forma visual de los elementos en pantalla, el cómo se presenta todo.
  • Superficie. Es el empaquetado final, el resultado de todo el trabajo que hemos realizado. Determina cómo el usuario verá el producto finalizado.

Una buena Experiencia de Usuario es la que provoca que el consumidor perciba el producto o servicio como útil, intuitivo, valioso, accesible e incluso deseable. En resumen, UX está muy relacionada con cómo se siente el usuario ante un producto o servicio concretos. Podríamos decir que es la clave que hace que el usuario decida utilizar nuestro producto por encima de otros.

El Diseño Centrado en el Usuario

En el caso del Diseño Centrado en el Usuario o UCD, pone como protagonista al usuario y basa en él el diseño de la plataforma, web o app. En definitiva, se trata de desarrollar un servicio relativamente personalizado para satisfacer necesidades concretas. Por ejemplo, en el caso de un producto tan emblemático como el teléfono, se tuvo en cuenta cómo los usuarios lo utilizaban. De este modo, se procedió a adaptarlo a estas tendencias. A raíz de todo esto, se redujo el tamaño, se adaptó la forma y se modificaron las proporciones. Básicamente, UCD se plantea qué necesita el usuario y, en función de esta información, procede a aplicar un diseño concreto.

Según Don Norman, cofundador de Nielsen Norman Group, para poder crear modelos UCD hay que tener en cuenta tres aspectos:

  • Modelo conceptual. El diseñador del sistema presenta este modelo para desarrollar después una interfaz.
  • Interfaz. El aspecto visual que desde el sistema presentamos al usuario.
  • Modelo mental. Se trata del modelo que desarrolla el propio usuario a partir de la imagen.

Desde la idea inicial del diseñador hasta la llegada del diseño al usuario pueden cambiar muchas cosas. Puede ser que el usuario no se sienta cómodo con el diseño o que sus preferencias hayan cambiado. Por eso, es importante escuchar al cliente y valorar sus opiniones para entender su actitud ante el producto o servicio.

Diferencias entre UCD y UX

Aunque se trata de dos conceptos muy relacionados, hay que diferenciar UDC y UX. El UDC trata de encontrar la manera de ayudar al usuario, el cómo hacerlo, mientras que la UX busca soluciones concretas, el qué hacer. Como decíamos, podemos conseguir aplicaciones con una buena Experiencia de Usuario sin aplicar el Diseño Centrado en el Usario, pero no es fácil. Si nos basamos en un UCD, no estaremos diseñando a ciegas y podremos ofrecer una buena UX de forma casi asegurada.

Otra de las diferencias fundamentales entre UCD y UX es que, mientras que UCD se encarga de desarrollar la estrategia para generar experiencias, UX trata de mejorar la experiencia que el consumidor ya tiene con el producto.

En conclusión, para UDC y UX lo más importante es asegurar que el usuario encuentra lo que busca. Un diseño óptimo es aquel que permite al servicio o producto ofrecer exactamente lo que se propone. Además, aporta facilidades y elementos de retención para que al usuario le resulte útil y placentero utilizar estos recursos.

Leave a comment


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.


ACEPTAR
Aviso de cookies